Influencias

domingo, 30 de octubre de 2005

+++

Como respuesta, solo recibió un papel que decía "es mejor así". Anna creyó que se moría después de leer semejante misiva y poco a poco fue perdiendo el interés por vivir, al extremo de no querer salir de su habitación.


El invierno apenas comenzaba cuando una tropa inglesa invadieran las tierras del conde y lo asesinara. Anna se desconsoló, la relación con su madre siempre fue insostenible y en ese momento su vida perdió todo sentido.



La tarde que enterraron a su padre, estaba tan abrumada que decidió ir al bosque por un poco de paz. No volvió a cenar, pero no era raro, hace días que no comía nada.



De noche fue al establo y sacó el caballo que le regaló su padre para un cumpleaños. Le llamó Corsario, por su afición a las novelas de piratas.




(eso por ahora, tengo que subir una pagina. posteen)

5 comentarios:

  1. Ella creyó que él reaccionaría ante tal amenaza?
    pues no, la vida te da sorpresas... como las que me dio a mi... de estar enamorada de mi ex... jaja...

    Que animal tan noble son los caballos... veremos que sucede ;)

    ResponderEliminar
  2. habrá q esperar nomás a Anna.....

    Chauu, salu2...

    ResponderEliminar
  3. Pues ya me enganche con la historia, espero postees pronto...

    Siempre que leemos algo nos transportamos a los lugares que nos plantea la historia y entonces vemos desde cerca multiples vidas en cualquier época y eso me gusta.

    Cada ves que veo tu nick me recuerdo de un escrito que tengo por ahi, un escrito urbano :)
    a ver si lo subo algún día al blog.

    ResponderEliminar
  4. hola...
    me enganché con la historia maximamente, postea luego la siguiente parte please...
    y bueno date una vuelta por mi blog...
    si es que quieres...
    Atte.
    YO

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    leí hace poco tu comentario en mi blog! Gracias por agregarme (aunque no me veo ¬¬)

    y eso...
    estoy en construcción del botón
    y postea más seguido ps!

    ya me callo
    (aldeasim)

    ResponderEliminar

Su comentario es mi sueldo.