Influencias

jueves, 19 de abril de 2007

ÍNTIMA SUBJETIVIDAD MUSICAL (PRIMER CAPÍTULO)

Esta semana mi terapeuta me pidió una descripción de mi misma. La pregunta me dejó estupefacta, jamás me habían solicitado algo así, nunca pensé siquiera que a alguien le importara saber las cosas que pasan por mi mente cuando cierro la boca, jamás nadie me ha contado lo que ve en mis ojos cuando el resto ve la ropa mal combinada, las uñas mal cortadas, el pelo desgreñado, mi cara deslavada y genéticamente ojerosa, la torpeza y el error...

La petición de mi psicólogo me dejó knock out, porque me percaté de que YO MISMA no sabía como describirme. El asunto me dio varias vueltas en la cabeza por varios dias, hasta que encendí el equipo para escuchar música mientras freía unos huevos en la sartén.

Debe sonar extraño y hasta estúpido que compare mi vida con música, pero para mi no, siempre he sido un poco melómana. Comenzó el track 1 del CD, al mismo tiempo que explotó el sonido del aceite caliente al entrar en contacto con la clara. Entonces lo supe: toda mi vida he tenido un espíritu medio Sonic Youth, independiente de que sea una de mis bandas preferidas. Esto se debe a tres razones/canciones...

  • Sunday: Este tema refleja algo así como mi estado de ánimo recurrente. Ni muy feliz, ni muy depre. Trata de ser alegre, pero tiene algo sombrío en la guitarra, supongo que ha de ser mi inconformismo. se llama "Domingo", mi día favorito de la semana, porque es el único donde no tengo absolutamente nada que hacer, salvo lo que yo disponga. Eso me pasa con esta canción, trata de subir el ánimo, pero recordándome a cada rato todo lo que QUIERO hacer y no puedo, porque pierdo el tiempo haciéndo lo que DEBO, como ir a trabajar.

  • Teenage Riot: "Alboroto adolescente", su nombre lo dice todo. Me asumo inmadura, también me hago responsable por tener 22 años y actuar como si tuviera 15, porque me perdí no - sé - qué - cosa en mi adolescencia. No sé si fue la primera fiesta o el primer amor, pero reconozco que ahora estoy recuperando el tiempo perdido. Esta canción es la que mejor me describe: empieza en un estado letárgico, con voces susurrantes para luego terminar en desorden. Es la catársis en medio del caos. Así soy yo, siempre sacándole un chiste a la tragedia, sacando lecciones de vida en medio del desastre; las cuerdas de la guitarra agonizando para volver a vivir, caer tantas veces para volver a pararme sola.

  • Schizophrenia: Mi favorita. Me gusta pensar que mi vida sentimental es algo "diferente". De partida, tienes que ser esquizofrénico para enamorarte siempre de alguien que ama a alguien más, pero no a ti; y terminar siendo pareja de otros a los que tú no amas, pero estás con ellos por despecho con el destino, o bien porque adoptaste la política del conformista: "es lo que hay no mas po", en vista de que la persona que querías nunca te va a dar pelota, y para ser honesta, nunca estuvo en mis planes morir virgen. Eso me molesta, nunca puedo querer a alguien que también me quiera, nunca puedo encontrar ese equilibrio. Cuando era pendeja solía pensar que lo normal y natural para los demás estaba vetado para mi. Sin embargo, esa mentalidad es un poco paranoide.

La Javiera es mi confidente y mejor amiga desde octavo básico. Es loca y se le nota, le da lo mismo la opinión del resto, sobre todo cuando hablan de ella porque cambia de pololo como quien se cambia de calcetines. Dice que son todos una manga de envidios@s, porque ella donde pone el ojo, pone el dardo y le resulta. También confiesa que no se lleva bien ni con la fidelidad ni con el compromiso y al que no le gusta, entonces que se joda.

Es en extremo delgada, morena y de sonrisa fácil. Poseedora de un humor negro, lapidario y punzante, no deja títere con cabeza cuando de pelar se trata. Ella es la encargada de aterrizarme cuando mi mente vaga por las nubes, haciendo añicos mis fantasías cuando olvido que soñar hace rato que dejó de ser gratis.

Según ella, tengo carencias afectivas, porque podría escribir un libro contando todas las situaciones en las que me han dicho "NO", "te considero como amiga, pero nada más", "me gusta tu amiga", "me gusta otra" y un laaaaaaargo etcétera. Y la Javi pretende que no me de rabia, que no piense que algo tengo o hago algo mal.

A veces imagino que en la frente tengo un cartel que dice "No seas tonto, no te enamores de mi, enamórate de mi amiga/prima/hermana/cuñada/tía del jardin/abuela/vecina/compañera de curso que en mi vida he visto, pero que tiene mi mismo apellido" o qué se yo... Por eso tengo carencias de afecto, porque no me acuesto con el que se me cruce por delante, como lo hace ella.

También dice que me cuestiono mucho las cosas... ¡¿Y CÓMO NO ME LAS VOY A CUESTIONAR?! Si nadie preguntara no habría inventos, no hubiera existido la filosofía, la ciencia, en fin. Además, no tendría nada en qué pensar cuando voy en el metro. Para mi todo amerita poner en duda, dar vuelta y convertir en otra cosa distinta.

Todo lo cerceno y lo desmenuzo, desde un lápiz, un celular hasta el "por qué desapareció hace tres días", sólo para encontrar una explicación. Pero si no me cuestionara, no dimensionaría lo que hago bien o mal, no aprendería, ni me importaría buscar más allá. No obstante, para la Javi, eso es estar enfermo del chape, como Schizophrenia, como Sonic Youth.

Mi psicólogo también piensa lo mismo, pero su versión es que mis carencias se deben a un trastorno de personalidad Cluster B con tendencia Borderline. No tengo idea de su significado, pero suena bonito cuando leo mi ficha clínica en voz alta, a escondidas del loquero.

Y como en esta sociedad ultramoderna, desarrollada, eficiente y laboralmente dividida, tener carencias afectivas es tan espantoso como tener cáncer, SIDA o lepra, no sería raro si me quedo vistiendo santos. Pero a mi me da lo mismo, siempre me he considerado una persona autosuficiente.

A pesar de todos mis rollos, considero que he sabido ser feliz. Además, me niego a aceptar que me juzguen como ciudadana de segunda clase por no tener pareja, ya decidí que si voy a estar con alguien, va a ser porque YO quiera. Mi terapeuta dice que ya estoy progresando.

Personalmente creo que no tengo carencias afectivas, pero hay situaciones que a uno lo superan. Como la muerte de Esteban.

6 comentarios:

  1. me encanto el cuento
    es complicao el tema de las carencias, y eso mas complicao aun reconocerlas...en fin pienso que todos las tenemos de una u otra manera...al final no dijiste que cosa le ibas a decir finalmente al lokero...sera pa una proxima historia
    fuerte lo del esteban
    saludos

    ResponderEliminar
  2. dicen que para autoanalizarse o la wa que sea hay qye estar fuera de uno mismo, nunca lo he entendi do bien eso,
    saludos
    ah la cancion que escuchaste en mi blog es de los piojos, grupo argentino, y se llama farolito
    y lo que te deje en el post no es un poema es una cancion de calamaro : donde manda marinero

    bue se despide este marinero naufrago sin farolito y sin mar

    saludos
    eres de stgo?
    tienes mail?
    podemos intercambiar musica?
    jajajaa
    tambien ando pregunton hoy

    ResponderEliminar
  3. Julieta:

    Me sorprendí bastante con tu prosa. Confieso que entro a los blog, solo por si alguien entra al mío de vuelta, pero como ninguno me ha interesado sigue tan poco visitado como siempre.
    En fin, este si que me sorprendido, hay una magia en tu prosa que es como agua, como que fluye naturalmente, crea una imagen especular de ti. La primera que lei fue la de la Amparo y realmente es una bella historia, he ahí (tal vez) porque no equilibras en el amor...dále una vuelta. Lo que me sorprendió de tu texto fue: "hace tiempo que soñar dejó de ser gratis".
    Vaya que es cierto, porque los sueños se sueñan para cumplirlos o por lo menos anhelar la utopía de que así sea.
    Y hoy, si que es dificil soñar.

    Si quieres te puedes dar una vuelta...hhtp://
    ytuquehashecho.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Esta bastante entretenido, me gusto
    que cansiones em desciven?
    Left Behind: Dejado atras, pasado a llevar o olvidado
    Vermilleon: habla sobre una mujer perfecta, las tiene todas pero solo es amor, una obsesion, ella no es perfecta.
    My plague: yo no quiero ser como el(supongo que se refiere al resto) al cual descrive como es la mayoria de la gente, y cosas que por supuesto la gente niega.
    People = Shit: Algunas veses no es asi, algunas.
    las 3 de SlipKnot(y las 3 se interpretan, yo lo hise asi), bueno, no te importa, pero queria escrivirlo

    Volvere a leerte!

    PD: No hay posdata.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo00:48

    que patetica es este cuento...porque es cuento?
    o no?

    es que la gente tiene algo que se llama instintos o prejuicios,..y no saben bien porque...o que..pero hay algo que les hace pensar..mm no no no en tal o cual persona hay algo que no marcha bien.. y se alejan simplemente

    ResponderEliminar

Su comentario es mi sueldo.