Influencias

jueves, 27 de marzo de 2008

AL QUE LE TOCA, LE TOCA (WHEN THE SUN HITS - SLOWDIVE.MP3)


powered by ODEO

Esa mañana, Manuel se levantó del suelo y caminó desde Avenida Matta hasta La Paz sin sentir fatiga. No tenía razones para pisar un cementerio, acudió movido por una fuerza inexplicable comparada a la gravedad que lo unía a la tierra.

Descansó un rato en la plaza contigua al cerro Santa Lucía, donde se le acercó un quiltro negro que lo miraba fijamente, con las orejas encrispadas.

- Ven acá, perrito.... - Dijo Manuel, sacando un pan añejo que tenía en el bolsillo de su chaqueta y dejándolo en el suelo para su nuevo amigo.

El perro se recostó sobre sus cuatro patas y comenzó a aullar en forma lastimosa.

- ¿Qué te pasa, Cachupin? - Preguntó Manuel, refregando la cabecita del animal, sin importarle acariciar sus garrapatas.

Manuel se paró de la banca y siguió su camino, acompañado por el quiltro. Al recorrer la calle Miraflores se sintió tan ligero que la gente parecía ignorar su presencia.

En el Cementerio General, los deudos que llevan flores a sus familiares parecen almas en pena que no se conforman con el inexorable ciclo de la vida, el cual no tiene misericordia con los afectos, deseos o razones... "Al que le toca, le toca", dijo un sepulturero anciano que revisaba los números del Kino en el diario.

Manuel siguió al perro que iba detrás de un gato a través de los mausoleos y las callecitas de la ciudad de los difuntos. Cuando volvió a la lápida tapada por las flores, vio a una mujer madura que dejaba fotos en la tumba. Detrás de ese velo negro pudo reconocer a su madre.

De pronto recordó la noche de la fiesta con sus amigos, cuando celebraban que habían pasado todos los ramos en la universidad. Todos los borrachos bromeaban en la azotea del décimo piso. Manuel se paró en la orilla, con una botella de pisco en la mano.

"Me tiro o no me tiro, esa es la cuestión", exclamó cual Hamlet, con una botella de pisco en la mano, mientras sus amigos seguían ríendo y bromeando. "SOY EL REY DE LA AZOTEA", gritó Manuel, luego todo se transformó en viento y una insoportable sensación de vértigo. Su memoria se encargó de esconder el resto de la escena.

Cuando volvió en sí, la mujer se había retirado y el sepulturero sacaba las flores marchitas de la lápida, dejando ver un nombre: "Manuel Antonio García (27 de febrero de 1987 - 29 de julio de 2007).

El muerto quedó estupefacto al enfrentar su propia realidad. El quiltro le ladraba a la gente y corría detrás de las palomas, hasta que salió del campo santo. Manuel lo siguió por Santos Dumont, hacia Recoleta con rumbo desconocido.

WHEN THE SUN HITS/SLOWDIVE

Sweet thing, I watch you
Burn so fast it scares me
You burn so fast it scares me
mind games don't leave/lose me
I've come so far don't lose me

It matters where you are
As the sun hits, she'll be waiting
With her cool things and her heaven
Hey hey lover you still burn me
You're a song yeah, hey hey

-repeat-

17 comentarios:

  1. por eso cuando me emborrasho bien lejos de la azotea, la fuerza de gravedad de por si con cuatro de ron ya es muy peligrosa
    excelente relato
    abrazos

    ResponderEliminar
  2. Notable el cuento, tienes talento para hacer que uno se meta en él...

    Cuidado con la fuerza de gravedad que es engañosa...

    ResponderEliminar
  3. Son las ventajas que tiene no emborracharse... tanto.

    Saludotes.

    ResponderEliminar
  4. El gran plus del copete es hacer sentir como reyes del mundo a pelotas que no le han ganado a nadie.

    ResponderEliminar
  5. Me gusto lo que lei...muy bueno este cuento.
    Un besito y una estrella.
    Mar

    ResponderEliminar
  6. ...Gracias por el post, aunque no creo que el amor de TODOS los hombres sea volatin como el humo del cigarro, es solo que muchas veces son tan lesos que no se dan cuenta que aman, hasta que la "susudicha" esta con otra persona y ahi les da todo el amorsh.... JIJIJ....

    ResponderEliminar
  7. definitivamente soy tu fan... escribes de pelos...

    ResponderEliminar
  8. guto mucho el cuento, apenas lo lei cache para donde iba, ultimamente, tus cuentos van hacia ese punto...

    te quiero yeguisima de mi vida!!!!

    ResponderEliminar
  9. Eso que curado no vale, aquí no cuenta.
    A un amigo de mi hermana le pasó algo similar, mala onda morir cuando no se desea ¿verdad?

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. hola ¿cómo estas? leyendo esta historia tragicomica te das cuentas que a cualquiera por un descuido te vas sin previo aviso.
    Pasaba para saludarte.

    SALU2, APT.

    ResponderEliminar
  11. Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Dieta, I hope you enjoy. The address is http://dieta-brasil.blogspot.com. A hug.

    ResponderEliminar
  12. bueno, bueno, bueno, me gustan esas historias con hálito alcohólico, con humo azul de fondo


    saludos

    ResponderEliminar
  13. Un placer conocerte más con el post anterior a éste. Bien, bien.

    ResponderEliminar
  14. Juerte... pero teni toda la razon :O
    te quiero mujel :3

    ResponderEliminar
  15. no hay que tomar xD

    naaa


    jajaja


    muy buen post

    saludos!

    ResponderEliminar
  16. te esta subiendo el rating... ejale

    ResponderEliminar
  17. Buenísimo!!! Es increíble como logras impregnar la historia de hechos relacionados con la desolación y muerte.
    Espero que esa misma historia sea lección para tus amigos alcohólicos jajajaj.
    En fin...digno de publicarse!

    ResponderEliminar

Su comentario es mi sueldo.